Me apasiona mi trabajo y todavía me sorprende encontrar agencias inmobiliarias donde ofrecen “valor añadido” vender sin exclusiva.  

¿Por qué sin exclusivas?  

Estos son los argumentos que suelen escuchar los vendedores cuando acuden a este tipo de agencia.

– ¿Exclusivas para qué?. No son necesarias. No tienen ninguna ventaja. Sólo se le hacen firmar a los clientes para tenerlos atados, vendiendo en exclusiva le cobrarán más comisión, etc…

No suelen ser argumentos a favor de vender sin exclusiva sino en contra de vender en exclusiva, si sigues escarbando, no sabrán decirte cuál es el valor añadido de vender sin exclusiva.  No pueden.

Las presuntas ventajas de la no exclusiva para el propietario, son de menos valor que los beneficios de la exclusiva compartida.

El método de trabajo de la exclusiva compartida, que utilizamos todos los agentes de Remax,  puede explicar de manera clara al propietario las razones de este método de trabajo orientado siempre hacia su beneficio.

La exclusiva es la base de un trabajo serio y de calidad. El trabajo en abierto, sin implicación, compromiso o confianza por parte del cliente, limita enormemente las posibilidades de hacer un buen trabajo de calidad.

1) El propietario obtiene verdadera libertad pudiendo elegir la mejor opción, con un acuerdo en el que si no se cumplen los objetivos, se rescinde.

2) El compromiso lo adopta el agente inmobiliario, porque debe aplicar todos sus esfuerzos y herramientas, para gestionar la venta de esa propiedad que se le ha confiado. Para ello va a colaborar activamente con otros agentes de la zona para encontrar al comprador idóneo. El agente que trabaja en exclusiva gestiona menos propiedades pero de una forma mucho más profesional y con más implicación.

3) El propietario va a tener un único interlocutor en la operación, que le va a informar periódicamente de la situación. Un único precio, establecido previa valoración profesional, y si cambia, se encarga el agente de transmitirlo, evitando que haya disparidad de precios para la misma propiedad en diferentes agencias y soportes digitales provocando una subasta a la baja de su inmueble.

4) La exclusiva motiva al agente, que sabe que puede dedicar mayores esfuerzos a esa propiedad que se le ha confiado y, por lo tanto, el porcentaje de éxito será mayor que si sólo aplica las acciones que ofrece un contrato en abierto: exposición limitada (poner un cartel y un anuncio). El profesional puede preparar un completo plan de marketing y aplicar las acciones necesarias, apoyado en la confianza del propietario y en un plazo acordado para conseguir el objetivo. El agente colaborará con otras agencias, para conseguir los objetivos de cada parte.

5) El propietario tendrá la máxima confianza  en dejar las llaves de la vivienda, para que el profesional realice el reportaje fotográfico o de video o de home staging o de realidad virtual, para gestionar la obtención del CEE, para planificar las visitas, etc.

6) Un profesional que representa a un único cliente, que defiende los intereses del propietario, que se encarga organizar una jornada de puertas abiertas, de enseñar a otras agencias de la zona la propiedad, de negociar con los potenciales compradores, de dar valor a la propiedad y de gestionar las ofertas de compra.

Publicado: 10 de Noviembre de 2017 a las 11:20